La Asociación de Derecho Sanitario de la Comunidad Valenciana celebró el jueves, 1 de octubre, una Jornada monográfica en la que se analizaron las consecuencias jurídico sanitarias de la crisis del COVID19.

Carlos Fornes, presidente de la ADSCV, aseguró que “estamos abrumados con la respuesta que ha tenido nuestra convocatoria, en total y a lo largo del día hemos tenido 270 asistentes presenciales, y 150 online, lo que ha requerido de un gran esfuerzo por parte de la organización para garantizar todas las medidas de seguridad, higiene y distancia interpersonal”.

Durante la inauguración Fornes afirmó que ojalá esta jornada no hubiera tenido que celebrarse nunca. Sin duda todos estamos en deuda con los profesionales sanitarios, y no queremos volver a ver nunca imágenes tan lamentables como las que hemos visto de médicos, enfermeros y celadores haciendo su trabajo sin las medidas de protección pertinentes. Esperamos y exigimos que la Administración tome nota”.

La mesa redonda sobre telemedicina

Una de las mesas redondas se centró en la telemedicina y participó la presidenta del Colegio de Médicos de Alicante, la Dra. María Isabel Moya. Según destacó, “la transformación digital es necesaria en la atención sanitaria, ya que podrá ayudarnos a resolver el escenario ya actual y el futuro. En un escenario de escasez de profesionales en el que la complejidad de la atención integral es cada vez mayor, el sector de la salud tiene que transformarse digitalmente hacia una medicina personalizada, basada en el prevención, en factores predictivos y participativa. Además la digitalización permitirá la coordinación entre niveles asistenciales y disminuirá los trámites burocráticos. La crisis del Covid-19 ha puesto encima de la mesa todas estas necesidades y los profesionales sanitarios no hemos podido hacer telemedicina, sino audio vigilancia”.

Por su parte, Mª Ángeles Medina Martínez, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SovaMFIC), afirmó que “durante los meses más duros de la pandemia hemos estado utilizando plataformas de comunicación con el paciente que no han sido seguras, pero la progresión geométrica de los pacientes nos llevó a esa situación. No teníamos las herramientas oportunas, ni acceso a Abucasis desde el domicilio Por eso, es obligado dotar de las herramientas necesarias al personal sanitario para teletrabajar, pero también determinar un marco de seguridad jurídica al desarrollo de la telemedicina y la responsabilidad del médico ante un diagnóstico no presencial erróneo”.

José María Breva, presidente del Ilustre Colegio de Médicos de Castellón, habló del documento de la OMC que asegura que “la relación médico paciente es el eje fundamental sobre la que se ha de sustentar la asistencia sanitaria. Las aplicaciones tecnológicas tienen que estar dirigidas a humanizar esta atención sanitaria. Una atención médica integral se debe realizar con los cinco sentidos incluso un sexto, la comunicación no verbal. Una atención sólo auditiva – llamadas telefónicas a pacientes- es incompleta y lleva a diagnósticos erróneos”.

¿Qué quieres encontrar?